PP

.
Hay días que odio mi vida, no mi vida en general, mas en particular el ritmo que ha tomado últimamente.

Esta mañana temprano voy a trabajar a Culete del Mundo. Por la autopista veo un perro cojeando, seguramente atropellado. Dudo entre parar y cogerlo o no, tengo una vida tan horrible que no puedo permitirme perder media hora para intentar ayudar el pobre chucho, tampoco podría llevarlo a un veterinario hasta la noche mi jornada laboral es así de intensa. Toda la mañana pensando que habría sido del pobre animal. Odio mi vida.

Cuando llego a la primera visita me doy cuenta que he olvidado mi cámara (imprescindible para hacer el trabajo) encima del mueble del recibidor de casa. Odio mi vida.

Recuerdo que tengo un móvil con cámara decente y decido usarlo. No tiene batería suficiente. Odio mi vida.

Termino la visita con el móvil agonizando. Tengo un cargador de móvil en el coche, pero hoy he cogido el del Idiotizador. Odio mi vida.

El Idotizador tiene varios cargadores de móviles en el coche pero ninguno es valido para el mío. Odio mi vida

Decido comprar uno. Solo hay una tienda de móviles donde estoy y solo tienen uno que vale 18 euros que no tengo. Odio mi vida.

Voy al siguiente pueblo, el coche del Idiotizador pita a reserva. Le quedaban 150 kilómetros de autonomía, ahora de repente solo 40. Odio mi vida.

Llego por fin al pueblo solo hay dos tiendas de móviles, en una no tienen, en lo otra tienen el mismo que en el otro pueblo pero a 25 euros. Odio mi vida.

Me dicen que en el pueblo de al lado si lo tienen seguro, uno que vale 8 euros (viva el libre mercado) y allá voy. Al volver no encuentro aparcamiento, y tengo que meterme en un PP. Soy consciente que no debo llevar monedas suficientes, pero tengo tarjeta de crédito. Ayer gaste las que me quedaban en la compra del súper, porque soy pobre y rapiño cada dos por tres mi monedero. Odio mi vida.

Termino la visita de trabajo y vuelvo al PP meto el ticket en la maquinita y me pide el robo de 85 cts. Solo tengo 70 cts. Odio mi vida.

El cajero no acepta tarjetas de crédito. Odio mi vida.

El Idiotizador tiene un montón de monedas en el coche desperdigadas. Corro a por ellas, cuanto mas tarde mas subirá el importe. Todas las monedas son de uno o dos céntimos, el cajero admite a partir de 5. Ya pide 1,20. Odio mi vida

Busco un cajero de mi banco cercano, para atracar mi cuenta. Esta cerca de a tomar por… y no puedo ir en coche claro. Odio mi vida.

Vuelvo con un billete de 20 euros que es lo mínimo que me deja atracar mi banco. La caja del PP solo admite billetes de 5 y 10 euros. Odio mi vida.

Por fin consigo cambio. Vuelvo pensando si veré el perro esmagado en alguna cuneta. Llego a casa por fin, tarde, muerta de hambre y sin tiempo para nada antes de ir a mi curro 2. En mi curro 2 abro mi bolso, allí encuentro un neceser que lleva todo el día conmigo, con dinero y cambio de sobra de mi curro 2. Odio mi vida.

Nota: PP = P*** Parking
.

4 comentarios:

Blog A dijo...

jejeje.. me río bajito.
Menuda putada., espero que el trabajo compensara

Mar dijo...

Que dia más crudo hija mía, espero que al final del día todo fuera mejor...
Un besote

Gata dijo...

Ainss, pero hija mía por Dioooor!!! y por Adolfo Dominguez!!, mete moneditas de un euro por todos lados anda y caramelos de azúcar q en un momento dado ayudan q te cagas.
Sieggque. Y eh! dile al idiotizador que el coche con el deposito lleno y sino nada de sexo, ya verás como te llena...el deposito ;P
No pude ver las fotos de tu hijo económico, no puede entrar,. no me deja
bicos

juan dijo...

jejej dias... jeje