!Donde no hay patrona la marinera es la p**** ama! (Día 9)

.
Estando en casa, de comida con amigos y música a todo trapo.



Una señora de cierta edad empieza gritar “Señora, señora” desde el portal. No tengo timbre, nunca lo hubo, siempre se quien va a venir a casa, quien me conoce y viene sin avisar sabe como entrar y la verdad no lo echo de menos.


-“Señora, señoraaaaaaaaaa”


Salgo a la puerta.


-¿Hola podemos hablar con tu madre?


-Mi madre no está aquí señora, dígamelo a mí.


-Es que no queremos hablar contigo, queremos hablar con tu madre.


-Mi madre no vive aquí.


-Pues con la señora de la casa.


-A ver la señora de la casa soy yo, la que vive aquiiiiiiii, sooooyyyyy yoooooo la queeee viiiveee aquiiiii,  que me pierdo…


-Aaaah bueeeeenooo, pues queremos hablar contigo.


-Ya claro


-Es para un donativ..


-¡No! ¡Va a ser que no!
.

2 comentarios:

Maeglin dijo...

¿Qué pasa? ¿Qué los hombres somos más roñosos para con las obras de caridad? ¿Empatizamos menos? ¿No tenemos poder adquisitivo suficiente? Prejuicios Feminazis.

Incara dijo...

Maeglin, las Feminazis querían donativos para las fiestas del barrio de al lado, me temo que piensan que las señoras de mediana edad son las mas fiesteras ¬¬

Me temo que aparte quería cotilleo tipico de vecinas.