De como el 3D te cambia la forma de ver las cosas. (Día 6)

.
Desde los diecisiete años siempre pensé que era cabezona, vamos que tenía la cabeza grande.



Me enteré cuando tomando medidas para hacer los trajes de baile de una actuación, las medidas del contorno de mi cabeza superaban a las del resto. Pasado el susto inicial me probé los gorros, diademas y similares de mis amigas todos me quedaban pequeños.


Recuerdo que una vez se me rompió una diadema rígida con solo probármela.


Y la verdad lo tenía asumido sin complejos, lo único que había que estar atenta a que el novio que encontrará no tuviera la cabeza más pequeña que yo. Manías que tiene una, esa y que tenga las manos más pequeñas que yo eso era causa de descarte en primer grado.


Hasta hoy.


Hoy me he probado unas gafas de esas de ver en 3D. De las que parece que todo el cine le está haciendo un guiño a Woody Allen cuando miras hacia las filas de atrás.


Y me quedan grandes, muy grandes.


Y si, son talla única.


.

2 comentarios:

pseudosocióloga dijo...

Ja, ja, ja.
Se puede tener la cabeza grande y la cara estrecha, que es lo que le pasa a mi churumbel, cuando nació le median una y otra vez la cabeza, no daban crédito, de gorro ahora lleva talla 14(con 5 añitos) y las sudaderas tienen que ser con cremallera porque no le entran.
A mi siempre me valieron los cascos de mis chicos pero nunca me he topado con uno con las manos más grandes que yo ¿que talla usas de guante?¿eres muy grande?

Incara dijo...

Jjajaja, pobre de tu churumbelito, creo que yo debí ser igual era una tortura intentar ponerme jerseis cuello cisne.
Soy normalita 1,69 pero tengo unas manos grandes que no gordas :P y tengo que cojer guantes de la tala mas grande de chica, si no se me atrofian las manos.

Tuve un intento de novio que tenia unas manitas pequeñas y finas de niña y me daba grimita cuando me cogia de la mano para cualquier cosa, no duro dos días jajajajjajaja

Pero me da que lo que le pasa a las gafas es que tienen las patillas largas para los que tengan o una nariz muy grande o las orejas hacia atras.