Cosas que sabes con un año de antelación y las dejas para las últimas 24 horas (Día 10)


.
Pues eso, nos mola esta tensión final, yo he parido las mejores ideas cuando ya iba en el tiempo de descuento. Un ejemplo:

 
Con los amigos tenemos una tradición, todos los años hacemos una fiesta de Halloween, Halloween. Con disfraces de gala, decoración temática, y cena a base de menús de aspecto terrorífico. Nos pasamos los dos meses anteriores mandándonos emails para organizar y detallar el evento, pero currados, con lenguaje del averno y prosa selecta, metiéndonos de lleno en los personajes.



Tenemos un año para elegir personaje y vestimenta, pero siempre pasa lo mismo… Mañana es el gran evento y hoy andamos chateando tanteando al personal ¿Qué? ¿Ya lo tienes todo listo no?. Yo ni idea aun. Yo tampoco. Algo apañare mañana.


Y al final apañas pero se te empiezan a ocurrir las mejores ideas unas horas antes de salir de casa y ya no te da para pasar por el bazar chino a buscar el gran detalle final. Y te dices bueno este año arregle pero para el que viene…, para el que viene prometo que hago ese tan chulo que se me ha ocurrido, empiezo con tiempo y me curro el disfraz en condiciones…

.

2 comentarios:

Carlos dijo...

Yo me disfrazare de lindo gatito y sin pensármelo tanto tiempo como tu.

No se lo cuentes a nadie que me fastidias el disfraz

Hasta pronto...Carlos

Incara dijo...

¿Que tal fué el lindo gatito?
¿hay testimonio fotográfico?