Mi bestia parda

.
Creo que he reunido el valor suficiente.

No me mareo al sacarme sangre, me hace cosquillas.
Al dentista voy feliz, siempre me regala cepillos, pasta, crema para las pupas.
Creo que se encuentra al mismo nivel que ir al medico. Me hacen el mismo caso a lo que digo, ninguno.

Igual tengo un complejo tipo Sansón.

No me gusta ir, es caro, tienes que ir con el no en la boca, porque si no te dan el sablazo. ¿Quieres mascarilla?, no. ¿Quieres unos reflejos?,no. ¿Ampolla de vitaminas?, no. ¿Manicura?, no, que no quiero nada, leñe.

Con tanto espejo enorme y luz potente, te ves horrible, como un chucho recién salido del baño. Y claro aprovechan tu autoestima dañada: Te quedarían bien unas mechas, que no… Pues unas extensiones, … a ver que vengo porque en casa desnuda frente al espejo parezco la primigenia Eva, en su máxima expresión. No me veo las lolas y no porque sean pequeñas.

Pues te voy a hacer esto que ahora esta muy de moda… y ya esta hecho, sales monísima oliendo a la ampolla vitaminada, porque claro según ella tienes el pelo muy maltratado. Y vas pensando mientras te ves reflejada en los escaparates, muy bonito si, pero en cuanto me lo lave yo, quedara igual que una caja de cartón a la intemperie un día de lluvia.

Mañana voy a cortarme el pelo.
.

3 comentarios:

Blog A dijo...

Te lo corto yo y te pongo mechas por un café.

Incara dijo...

¿CUANDO QUEDAMOS???

masulomi dijo...

Uau, eso si es una buena oferta, jejeje.