Como convertir cosas de toda la vida en tendencias de nueva generación...

.
Ayer empecé a trabajar a las 8 de la mañana, terminé a las diez de la noche, que llegué a casa. Diréis que exagero, que pararía para comer, paré claro que paré, el tiempo de comprar un bocadillo y comérmelo en el coche en el trayecto de un trabajo a otro. Recogí la ropa que tenía tendida la noche anterior, cogí un poco de jamón cocido y pan, para comerlo mientras subía las fotos y fichas del trabajo a la web de mi empresa. Después de “cenar”, me metí en cama, con el aparatito del demonio, para seguir subiendo fichas desde allí, mientras hablaba con el Idiotizador por teléfono desde las cumbres francesas. Sobre la una me debí dormir con la p… blackberry en la mano y una ficha a medio completar.

¿Horas trabajadas?… unas 16...

No quiero dar pena a nadie, soy una privilegiada, un trabajo lo elegí yo y otro me cayo del cielo. De verdad que no me quejo.

Esta mañana me despierta la radio. Busco la maquinita entre el edredón y trato de adivinar donde me quedé.Escucho hablar a Zpetardo, mientras tecleo… vamos a pedir mas esfuerzo a todos los españoles… Si me esfuerzo más entro en coma, pienso, y le salgo más cara. Intento no cabrearme desde las 8 de la mañana.
Después habla un político local de una cuidad cercana. Habla sobre una iniciativa que han promovido en su localidad: “los pisos cardiosaludables”. Estiro la oreja. Trato de imaginar en que consiste, pisos con ascensores que funcionen con monedas o a pedales, cintas de correr por los pasillos, paredes absorbe colesterol… El tipo habla… estamos promocionando los pisos cardiosaludables, pisos construidos en el extrarradio que permitan ir andando al centro y al trabajo en el centro de la ciudad… Ni a los niños se les engaña tan descaradamente.

2 comentarios:

Enma dijo...

Pisos cardiosaludables.. como mola .. eres unica.
un beso

micros dijo...

La publicidad no tiene límites, lo que no parece muy normal es que los políticos entren en ese tipo de promociones.

Saludos desde myblog