Mas difícil todavía

.
Otra de las cosas que deberían enseñarnos en el colegio es a comunicarnos y si se puede comunicarnos mejor y que el receptor entienda el mensaje. Por que si un cliente me dice “Hola, tenéis esto que se llama…, si que sirve para…” y hace un moviendo ondulante con los brazos, puedo decir veinte artículos diferentes antes de acertar con el que el cliente quiere. Y si no se inventan palabras directamente.

- Cliente 1: ¿hola tenéis “planteros”?
- Íncara: (o_O) ¿¿plan-te-ros??
- Si para poner plantas…
- Ahhh …macetas. Si, por alli…
- ¡No, no! ¡Planteros para poner las plantas!

- (Vale tu ganas) pues no, planteros no tenemos.

- Cliente 2: Hola, ¿tenéis intercambiadores de bolsos?
- Íncara: ¿perdón?
- Si para cambiar el contenido de un bolso al otro.
- Ahhh… un neceser que quepa dentro del bolso? Neceseres en zona baño.
- No, no, no un neceser no me vale, un intercambiador.
- ¿Pero que diferencia hay?
- Pues que metes las cosas dentro y las puedes cambiar de un bolso a otro.
- Ajá, entiendo es “como” un neceser, pero que cambias de un bolso a otro ¿no?
- Eso, eso.
- Vaya intercambiadores no tenemos
.

.

2 comentarios:

Otoño dijo...

jajajaja esas palabras no existen! pero seguro que la gente se ofende porque no les entiendes!
Lo del intercambiador de bolsos me parece un invento interesante, habrá que investigar

Emilio dijo...

Habra que crear diccionarios independientes para cada persona, que lio!!

Que tal? Yo un poco desaparecido, con alguna interesante novedad, que he contarte un día de estos, jeje.

Me agrada ver la variedad de blogs (artesanos, tb.) que tienes ahora, es un buen método :)

Marionaois